Noticias

Alameda sabe a dulce

15. 12. 2015



Marta-05 -


En Alameda sabemos que una experiencia gastronómica inolvidable pasa por no olvidar ningún detalle.





Cada sabor, color, aroma es importante. El espacio, la decoración, los sonidos, la compañía. Todos son instrumentos de una orquesta que toca la sinfonía de sabores perfecta. En semejante espectáculo no podemos olvidar el broche de oro: los postres.

Por eso hoy nos asomamos a los fogones, al lugar en el que se prepara, a fuego lento, el carácter de Alameda. Allí nos encontramos con Marta Fernández, chef junto con Andrés de la Rosa de Alameda Catering y Restaurante. Marta nos cuenta que empezó su andadura profesional en la cocina de Dani García, reconocido restaurador malagueño, con el que aprendió no solamente los rudimentos del oficio, sino la pasión por la cocina. Con él tuvo la ocasión de trabajar tanto con la cocina dulce como la salada.



Marta-01 -


Marta comparte con Alameda nuestro gusto por una gastronomía tranquila, con unas fuertes raíces en la cocina mediterránea tradicional y con pinceladas de creatividad, fusión y atrevimiento. Sabemos que el secreto del éxito de nuestra cocina, es tener una base tradicional muy sólida y experimentar a partir de ahí.

Este principio lo aplicamos tanto a la cocina salada como a la dulce, y es que en Alameda cuidamos de cada detalle de principio a fin. Nos gustan los postres y por eso acabamos de sacar a la luz una nueva carta de sobremesa con postres, vinos dulces y licores, que es el resultado de meses de experimentación y trabajo.


En la carta podemos encontrar clásicos como el Chocolate cocido en una lata, la Tatin de manzana asada o la Sopa de chocolate blanco, y nuevas incorporaciones como el Tiramisú en Ring Negro o el Pastel de queso con cerezas al marraschino.


La elección de los sabores, surge con la intención de encontrar un equilibrio entre tradicional y nuevo, cálido y fresco, fruta, chocolate, queso. Con una presentación limpia y sencilla, para que los sabores hablen por si mismos, sin malentendidos.

Además, la nueva carta de sobremesa nos ofrece la oportunidad de intensificar la experiencia maridando nuestro postre con uno de los licores o vinos dulces de la carta. Para Marta el maridaje perfecto para acabar la comida sería el Milhojas de crema y frambuesas con un vino dulce malagueño, como el Jarel.

Os animamos a pedir consejo en Alameda, para crear parejas bien avenidas entre los postres y los licores y conseguir experiencias perfectas, que pongan el broche de oro a la experiencia gastronómica.

En Alameda nos interesan las personas, las que vienen a acompañarnos en la mesa y por supuesto las que hacen posible, día a día, este proyecto, personas como Marta, que hace que Alameda, también sepa a dulce.



Marta-08 -